Archivo para octubre, 2010

LUZ, SILENCIO, PAZ.

Posted in Sin categoría on 31 octubre, 2010 by mjblg

                                          Nuestros seres amados:

No llores si me amas… Si conocieras el don de Dios y lo que es el cielo… Si pudieras oír el cántico de los ángeles y verme en medio de ellos… Si por un instante pudieras contemplar, como yo, la belleza ante la cual las bellezas palidecen… Créeme. Cuando llegue el día que Dios ha fijado y conoce, y tu alma venga a este cielo en el que te ha precedido la mía… Ese día volverás a verme… Sentirás que te sigo amando, que te amé y encontrarás mi corazón con todas sus ternuras purificadas. Volverás a verme en transfiguración, en éxtasis, feliz… Ya no esperando la muerte, sino avanzando contigo, que te llevaré de la mano por los senderos nuevos de luz y de vida. Enjuga tu llanto y no llores si me Amas.

                                                                                    San Agustín

Anuncios

Paisajes para soñar…

Posted in Sin categoría on 29 octubre, 2010 by mjblg

“……seguir el camino que yo mismo he elegido, por el que, con miedo, me lleva mi propia fortaleza: ésta es mí dicha, éste mi privilegio.”

BOLERO DE RAVEL

Posted in Sin categoría on 29 octubre, 2010 by mjblg

Amo la flor, la sencilla                             Amo la flor que se arranca                         

que nace en cualquier lugar,                 sin que lo pueda evitar

la que esparce su perfume                     y se desangra en las manos

que va de la tierra al mar.                      de quien la llega arrancar.

 

La que lo mismo que un faro               La que se cierra en las tardes

siempre logra iluminar                           como queriendo guardar                                        

al náufrago, al marinero,                        del sol los brillantes rayos,

que al puerto quieren llegar.                del viento su trajinar.

 

 

 

Mil gracias derramando…..

Posted in Sin categoría on 23 octubre, 2010 by mjblg

                        Mil gracias derramando

                        pasó por esos sotos con presura

                        e, yéndolos mirando

                        con solo su figura

                        vestidos los dejó de su hermosura.

                         San Juan de la Cruz.