Archivo para diciembre, 2012

DECÁLOGO

Posted in Sin categoría on 30 diciembre, 2012 by mjblg

a61

Me ha gustado ese decálogo que acabo de leer y lo copio, para tenerlo en cuenta al empezar el nuevo año.
.- Que los errores del año pasado no te impidan avanzar en aquellos proyectos e ideales que te marcaste: aportará ilusión a tu trabajo.

2.- Vive con intensidad lo que haces. Cuando uno disfruta con lo que aprende o enseña, se nota. No pongas “el piloto automático”.

3.- Aprecia lo que realizas. No siempre solemos conseguir lo que pretendemos. Hay que caminar hacia adelante con lo que tenemos.

4.- Respeta a las personas que están delante de ti. Si eres profesor, llena de sabiduría a tus alumnos. Si eres alumno, valora el esfuerzo de los que intentan abrirte horizontes.

5.- Sé consciente de tus limitaciones. Con ello conseguirás dos cosas: la humildad y el que los demás te puedan ayudar.

6.- Encomienda a Dios tus afanes. El te dará la serenidad ante las dificultades, la sabiduría ante los retos, la constancia cuando te ronde la debilidad.

7.- Sé persistente en tu responsabilidad. Educar, ni ser educado, es fácil. En el día de mañana se agradecen dos cosas: las personas que se desgastaron por nosotros y los conocimientos adquiridos.

8.- Reflexiona sobre los frutos del pasado curso e, intenta, alcanzar aquellos objetivos que no fueron cumplidos.

9.- Muéstrate delicado en tus expresiones físicas y verbales. No por ser espontáneo ni duro, somos más personas ni más respetados. Todo lo contrario.

10.- Defiende tus ideales cristianos. Que se te vea contento de tu pertenencia a la iglesia de tu amistad con Cristo. Tendrás tu recompensa.

¡¡¡¡¡FELIZ AÑO, 2013!!!!

Os lo deseo de todo corazón.

angel24 Vela-47

YO VI LLORAR A DIOS

Posted in NAVIDAD on 16 diciembre, 2012 by mjblg

www-bigxy-com-13

Yo vi llorar a Dios

Anoche soñando,

he visto a Dios llorando,

jamás lo olvidaré.

Y ahora que estoy despierto                                                  

aún me parece cierto.

Yo quiero contar al mundo                   

lo que soñé.

Yo vi llorar a Dios

y al preguntar por qué lloraba,                  

me contestó el Señor

que por nosotros se apenaba,

porque ya no seguimos

sus santos Mandamientos,

y nuestros pensamientos                                            

se alejan de su amor.

Me habló con triste voz                                 

de tanto niño abandonado,

de la miseria atroz,

de tanto pueblo destrozado.

Porque ni le queremos,

ni lo necesitamos;

porque no terminamos

de hacer llorar a Dios.                                                                         749622ix9n82k0yc

749622ix9n82k0yc                                        749622ix9n82k0yc