Archivo para junio, 2014

Cristo abrazado a la Cruz

Posted in Sin categoría on 25 junio, 2014 by mjblg

Cristo abrazado a la cruz El Greco.jpg

Cristo abrazado a la Cruz.

El Greco 1597-1600

Soneto a Jesús Crucificado
Lope de Vega
“¿Qué tengo yo que mi amistad procuras?

¿Qué interés se te sigue, Jesús mío,

que a mi puerta, cubierto de rocío,

pasas las noches del invierno escuras?

“¡Oh cuánto fueron mis entrañas duras

pues no te abrí! ¡Qué extraño desvarío

si de mi ingratitud el hielo frío

secó las llagas de tus plantas puras!

“¡Cuántas veces el ángel me decía:

“Alma, asómate agora a la ventana;

verás con cuánto amor llamar porfía!”.

“¡Y cuántas, hermosura soberana,mañana le abriremos”, respondía,

para lo mismo responder mañana!”

 

Anuncios

Los indios Cherokee

Posted in Sin categoría on 24 junio, 2014 by mjblg

Cherokee 1

“ Los indios de Cherokee”

Los indios de Cherokee son unas tribus que habitaban en el sudeste de los EE.UU.
Vivían en comunidades pequeñas, comúnmente cerca de los ríos, y su lengua era el iroqués.
Sus aldeas, con casas de madera, albergaban un consejo, donde tenían lugar las ceremonias y las reuniones tribales
Cada tribu tenía dos jefes, uno de paz y otro de guerra, que tenían autoridad según el tema afectase a uno u otro. Pero los jefes no eran totalmente autoritarios, las decisiones se tomaban democráticamente, y los miembros tribales podían expresar sus intereses.
Los colonos americanos decidieron que querían las tierras que tenían los cherokees y les obligaron a abandonar sus tierras
El gobierno estableció reservas en Oklahoma en las que los indios pudieran vivir, pero muchas tribus no quisieron ir. Cuando los indios alegaron su caso en la Suprema Corte se les garantizó la libertad para quedarse. Sin embargo, el presidente Andrew Jackson y su ejército forzaron a los indios a irse. Debido a que el viaje fue arduo y no planeado, 4.000 indios perdieron la vida durante el camino que duró 6 meses a pié. Así empezó la mudanza de los cherokees, que culminó en 1838 cuando se formó el famoso “Camino de lágrimas”.
Superando la adversidad
Una vez más, la nación cherokee prevaleció (1865 a nuestros días) y ahora se estima que existen 200.000 cherokees, de los cuales al menos 70.000 aún viven en Oklahoma.

Estas tribus tienen sus propios gobiernos y líderes, pero siguen siendo ciudadanos de Estados Unidos y deben respetar la ley estadounidense.
El ritual de los indios Cherokee

Los indios Cherokee tienen un ritual muy especial a través del cual los niños pasan a ser adultos. Cuando el niño empieza su adolescencia, su padre lo lleva al bosque, le venda los ojos y se va, dejándolo solo.
El joven tiene la obligación de sentarse en un tronco toda la noche y no puede quitarse la venda de los ojos hasta que los rayos del sol brillan de nuevo al amanecer. Él no puede pedir auxilio a nadie. Pero una vez que sobrevive esa noche, ya es un hombre. Esta es una experiencia personal y el joven tiene prohibido comentar o platicar de su vivencia con los demás chicos.
Durante la noche, como es natural, el joven está aterrorizado. Él puede oír toda clase de ruidos: bestias salvajes que rondan a su alrededor, lobos que aúllan… o quizás, hasta algún humano que puede hacerle daño. Escucha el viento soplar y la hierba crujir, pero debe permanecer sentado estoicamente en el tronco, sin quitarse la venda, ya que ésta es la única manera en que puede llegar a ser un hombre ante los ancianos de su tribu.
Finalmente, después de esa horrible noche, aparece el sol y el niño se quita la venda… es entonces cuando descubre a su padre sentado junto a él. Su padre no se ha separado de su lado ni siquiera un instante, velando durante la noche en silencio, listo para proteger a su hijo de cualquier peligro sin que él se dé cuenta.
De esa misma forma, nosotros tampoco estamos solos. Aún cuando no podamos verlo, en medio de las oscuridades de la vida, nuestro Padre Celestial está a nuestro lado, velando por nosotros, cuidándonos y protegiéndonos de los peligros que nos asechan. Por eso, cuando vengan los problemas y las sombras nos envuelvan, lo único que tenemos que hacer es confiar en Él, con la seguridad de que algún día vendrá el amanecer, nos quitaremos la venda y lo veremos cara a cara tal cual es.

lobo-y-luna