Archivo para enero, 2017

La última rosa de estío

Posted in Sin categoría on 18 enero, 2017 by mjblg

flores ll.gif

LA ÚLTIMA ROSA DE ESTÍO – Tomás Moore

En una inmensa soledad hoy miro
Del estío esa rosa postrimera:
Marchitas y en la tierra derribadas
Se esparcen sus hermosas compañeras.
Ninguna flor de su familia existe;
Pétalo alguno de su especie queda
Que su matiz purpúreo ya refleje
Y alcance al menos suspirar con ella.
No quiero, oh rosa solitaria y linda,
Dejarte así en tu tallo. Pues que en tierra
Tus hermanas cayeron, ya perdido
Su brillante esplendor, ve tu con ellas
A dormir hoy también. Siembra tus hojas
Con gusto en ese lecho entre la yerba,
Donde reposan las que viste alzarse
En tu jardín, sin su perfume y muertas.
Yo mismo seguiré tu infausta suerte:
En este mundo la amistad se amengua
Y a la corona del amor le faltan
Las flores que le dan tanta belleza.
Desde el instante que de muerte herido
Es el fiel corazón, ya no alimenta
La ternura. ¡Ay de mí! ¿Cómo en un mundo
Tan frío, a solas habitar quisiera?

Tomás Moore (1779-1852)

barritas-3

 

Anuncios

Cuentos para reflexionar

Posted in Sin categoría on 15 enero, 2017 by mjblg

principito

Diferencia entre querer y amar – El principito –

 -“Te amo” – dijo el principito…

-“Yo también te quiero” – dijo la rosa.

-“No es lo mismo” – respondió él…

 “Querer es tomar posesión de algo, de alguien. Es buscar en los demás eso que llena las expectativas personales de afecto, de compañía…Querer es hacer nuestro lo que no nos pertenece, es adueñarnos o desear algo para completarnos, porque en algún punto nos reconocemos carentes.

Querer es esperar, es apegarse a las cosas y a las personas desde nuestras necesidades. Entonces, cuando no tenemos reciprocidad hay sufrimiento. Cuando el “bien” querido no nos corresponde, nos sentimos frustrados y decepcionados.

 

Cuando una persona dice que ha sufrido por amor, en realidad ha sufrido por querer, no por amar. Se sufre por apegos. Si realmente se ama, no puede sufrir, pues nada ha esperado del otro.

 Cuando amamos nos entregamos sin pedir nada a cambio, por el simple y puro placer de dar. Pero es cierto también que esta entrega, este darse, desinteresado, solo se da en el conocimiento. Solo podemos amar lo que conocemos, porque amar implica tirarse al vacío, confiar la vida y el alma. Y el alma no se indemniza. Y conocerse es justamente saber de vos, de tus alegrías, de tu paz, pero también de tus enojos, de tus luchas, de tu error. Porque el amor trasciende el enojo, la lucha, el error y no es solo para momentos de alegría.

 Amar es la confianza plena de que pase lo que pase vas a estar, no porque me debas nada, no con posesión egoísta, sino estar, en silenciosa compañía. Amar es saber que no te cambia el tiempo, ni las tempestades, ni mis inviernos.

 Amar es darte un lugar en mi corazón para que te quedes como padre, madre, hermano, hijo, amigo y saber que en el tuyo hay un lugar para mí.

 Dar amor no agota el amor, por el contrario, lo aumenta. La manera de devolver tanto amor, es abrir el corazón y dejarse amar.”

 -“Ya entendí” – dijo la rosa.

 -” No lo entiendas, vívelo” -dijo el principito.

 ~ Antoine de Saint-Exupéry —

(bajado de Google)

florecilla-1                      florecilla-1