Cuentos para reflexionar

Posted in Sin categoría on 15 enero, 2017 by mjblg

principito

Diferencia entre querer y amar – El principito –

 -“Te amo” – dijo el principito…

-“Yo también te quiero” – dijo la rosa.

-“No es lo mismo” – respondió él…

 “Querer es tomar posesión de algo, de alguien. Es buscar en los demás eso que llena las expectativas personales de afecto, de compañía…Querer es hacer nuestro lo que no nos pertenece, es adueñarnos o desear algo para completarnos, porque en algún punto nos reconocemos carentes.

Querer es esperar, es apegarse a las cosas y a las personas desde nuestras necesidades. Entonces, cuando no tenemos reciprocidad hay sufrimiento. Cuando el “bien” querido no nos corresponde, nos sentimos frustrados y decepcionados.

 

Cuando una persona dice que ha sufrido por amor, en realidad ha sufrido por querer, no por amar. Se sufre por apegos. Si realmente se ama, no puede sufrir, pues nada ha esperado del otro.

 Cuando amamos nos entregamos sin pedir nada a cambio, por el simple y puro placer de dar. Pero es cierto también que esta entrega, este darse, desinteresado, solo se da en el conocimiento. Solo podemos amar lo que conocemos, porque amar implica tirarse al vacío, confiar la vida y el alma. Y el alma no se indemniza. Y conocerse es justamente saber de vos, de tus alegrías, de tu paz, pero también de tus enojos, de tus luchas, de tu error. Porque el amor trasciende el enojo, la lucha, el error y no es solo para momentos de alegría.

 Amar es la confianza plena de que pase lo que pase vas a estar, no porque me debas nada, no con posesión egoísta, sino estar, en silenciosa compañía. Amar es saber que no te cambia el tiempo, ni las tempestades, ni mis inviernos.

 Amar es darte un lugar en mi corazón para que te quedes como padre, madre, hermano, hijo, amigo y saber que en el tuyo hay un lugar para mí.

 Dar amor no agota el amor, por el contrario, lo aumenta. La manera de devolver tanto amor, es abrir el corazón y dejarse amar.”

 -“Ya entendí” – dijo la rosa.

 -” No lo entiendas, vívelo” -dijo el principito.

 ~ Antoine de Saint-Exupéry —

(bajado de Google)

florecilla-1                      florecilla-1

 

 

 

 

 

 

Poema al invierno

Posted in Sin categoría on 14 diciembre, 2016 by mjblg

imagen-en-movimiento-para-navidad

Cae
Nieve con gusto a universo
Cae
Nieve que huele a mar

Cae
Nieve perfecta de los violines
Cae
La nieve sobre las mariposas

Cae
Nieve en copos de olores
La nieve en tubo inconsistente

Cae
Nieve a paso de flor
Nieva nieve sobre todos los rincones del tiempo

Simiente de sonido de campanas
Sobre los naufragios más lejanos
Calentad vuestros suspiros en los bolsillos
Que el cielo peina sus nubes antiguas
Siguiendo los gestos de nuestras manos

Lágrimas astrológicas sobre nuestras miserias
Y sobre la cabeza del patriarca guardián del frío
El cielo emblanquece nuestra atmósfera
Entre las palabras heladas a medio camino
Ahora que el patriarca se ha dormido
La nieve se desliza se desliza
se desliza
Desde su barba pulida.

invierno-imagen-animada-0005 invierno-imagen-animada-0005invierno-imagen-animada-0005
Poema de Vicente Huidobro

muneco-luces

 

 

 

 

Otoño viento amarillo

Posted in Sin categoría on 22 septiembre, 2016 by mjblg

ventana-otono-3

Ven, mira, escucha, no pierdas el momento
sí, escucha el sonido de hojas en los árboles
mira como se tiñen de rojo otoño y amarillo vida,
no pierdas el cálido instante que el frío te ofrece.

Ven, mira, escucha, no digas que no sientes
Sí, escucha la alegre melodía de las hojas secas en tus pasos
Y recupera la débil luz de la esperanza
en los verdes tiernos de abril.

Juan Bote

hoja-06

 

 

Poema a mi madre.

Posted in Sin categoría on 27 agosto, 2016 by mjblg

 

 

Mama

  ¡Nos dejaste,Madre!.

Te fuiste de madrugada, mamá.

en silencio, en paz, en calma.

    Una luz brillante salió a tu encuentro

y  entregaste a Dios, tu alma.

  Mi corazón se ha desangrado

con tan triste despedida.

 te has convertido en un ángel,

llena de amor fue tu vida.

  Me decías muchas veces

que querías partir de aquí.

y  que estabas preparada,

deseabas ser feliz.

  Mamá, tu vida ha sido

un largo peregrinar:

has sufrido y trabajado,

sin apenas descansar.

  Tu esposo, tus hijos y nietos,

eran tu preocupación

los llevabas, día a día

muy dentro del corazón.

  Tú solidaridad generosa,

no tiene límites, madre,

a mucha gente ayudaste

con amor incalculable.

  Tu entrega, tú sonrisa,tus palabras,

y los consejos que dabas,

eran bálsamo de paz

y  secaban muchas lágrimas.

  Tu amor, era insuperable

y  mis faltas, por alto pasó;

porque el querer de una madre

no tiene comparación.

  Dejas una eterna huella

sembradora de valores;

sigue guiando mis pasos,

pon en mi vida: colores.

  Cuando te llame, responde

que se que estás a mi lado

y muéstrame el buen camino

donde tu ya has llegado.

  Hay una estrella que brilla

en la noche, con fulgor

unida a la de papá,

a la de Iván, nuestro amor..

  Su estela perfuma el aire,

su magia, su resplandor..

En el cielo estás, mamá

con ellos, cerca de Dios.

 

9 de marzo de 2016Maria-Jose-05.gif

 

th_eNMT520DfTpJ       gif11

th_eNMT520DfTpJ

 

Las rosas de mi casa

Posted in Sin categoría on 28 mayo, 2016 by mjblg

20160527_13100620160527_131017

Las rosas de mi casa están preciosas.cada vez que salgo o entro en mi casa, me detengo un ratito observándo sus colores tan bonitos y oliendo su delicado perfume, Evocan muchos y bellos pensamientos,emociones , recuerdos de mi infancia y de momentos vividos con mi hijo,que también le gustaban mucho las flores.

Las rosas son símbolos de amor, de cariño de respeto.Cada color tiene su sigificado y cuando las regalamos trasmitimos nuestros sentimientos: aprecio,simpatía,admiración,agradecimiento,alegría y sobre todo cariño.

La leyenda de la Rosa de Jericó me gustó mucho por su ternura.Si no la conocéis podéis leerla en Internet.Su argumento se basa cuando Jesús estaba en el desierto y una rosa le acompañaba.

rosa-de-jerico-002

rosas en movimiento para blog

 

Día del Libro

Posted in Sin categoría on 24 abril, 2016 by mjblg

libro-rosa-rossa

 

¡Quisiera Que Mi Libro…!

Juan Ramón Jiménez

¡Quisiera que mi libro
fuese como es el cielo por la noche,
todo verdad presente, sin historia!

Que, como él, se diera en cada instante,
todo, con todas sus estrellas; sin
que niñez, juventud, vejez quitaran
ni pusieran encanto a su hermosura inmensa.

¡Temblor, relumbre, música

presentes y totales!
¡Temblor, relumbre, música en la frente
-cielo del corazón- del libro puro!

lppagina2th_eNMT520DfTpJ

El espantapájaros

Posted in Sin categoría on 24 abril, 2016 by mjblg

espantapájaros2

El espantapájaros

En un lejano pueblo vivía un labrador muy avaro y era tanta su avaricia que cuando un pájaro comía un grano de trigo encontrado en el suelo, se ponía furioso y pasaba los días vigilando que nadie tocara su huerto.

 Un día tuvo una idea:
Ya sé, construiré un espantapájaros, de este modo, alejaré a los animales de mi huerto.

 Cogió tres cañas y con ellas hizo los brazos y las piernas, luego con paja dio forma al cuerpo, una calabaza le sirvió de cabeza, dos granos de maíz de ojos, por nariz puso una zanahoria y la boca fue una hilera de granos de trigo.

 Una vez el espantapájaros estuvo terminado, le colocó unas ropas rotas y feas y de un golpe seco lo hincó en la tierra. Pero se percató de que le faltaba un corazón y cogió el mejor fruto del peral, lo metió entre la paja y se fue a su casa.
Allí quedó el espantapájaros moviéndose al ritmo del viento. Más tarde un gorrión voló despacio sobre el huerto buscando donde poder encontrar trigo. El espantapájaros, al verle, quiso ahuyentarle dando gritos, pero el pájaro se posó en un árbol y dijo:
Déjame coger trigo para mis hijos.
No puedo -contestó el espantapájaros, pero tanto le dolía ver al pobre gorrión pidiendo comida que le dijo:
Puedes coger mis dientes que son granos de  trigo.

 El gorrión los cogió y de alegría besó su frente de calabaza. El espantapájaros quedó sin boca pero muy satisfecho por su acción.  

  Una mañana un conejo entró en el huerto. Cuando se dirigía hacia las zanahorias, el muñeco le vio y quiso darle miedo, pero el conejo le miró y le dijo:
Quiero una zanahoria, tengo hambre.
Tanto le dolía al espantapájaros ver un conejo hambriento que le ofreció su nariz de zanahoria.
Una vez el conejo se hubo marchado, quiso cantar de alegría; pero no tenía boca, ni nariz para oler el perfume de las flores del campo, sin embargo, estaba contento.
Un día apareció un gallo cantando junto a él.
Voy a decir a mi mujer, la gallina, que no ponga más huevos para el dueño de esta huerta, es un avaro que casi no nos da comida -dijo el gallo.
Esto no está bien, yo te daré comida, pero tú no digas nada a tu mujer.
Coge mis ojos que son granos de maíz.
Bien -contestó el gallo-, y se fue agradecido.
Poco más tarde alguien se acercó a él y dijo:
Espantapájaros, el labrador me ha echado de su casa y tengo frío, ¿puedes ayudarme?
¿Quien eres? -preguntó el espantapájaros que no podía verle, pues ya no tenía ojos.
Soy un vagabundo.
Coge mi vestido, es lo único que puedo ofrecerte.
¡Oh, gracias, espantapájaros!

    Más tarde notó que alguien lloraba junto a él. Era un niño que buscaba comida para su madre y el dueño de la huerta no quiso darle.
Pobre -dijo el espantapájaros-, te doy mi cabeza que es una hermosa calabaza…

 Cuando el labrador fue al huerto y vio al espantapájaros en aquel estado, se enfadó mucho y le prendió fuego. Sus amigos, al ver cómo ardía, se acercaron y amenazaron al labrador, pero en aquel momento cayó al suelo algo que pertenecía a aquél monigote: su corazón de pera. Entonces el hombre riéndose, se lo comió diciendo:
¿Decís que todo os lo ha dado? Pues esto me lo como yo.
Pero sólo al morderla notó un cambio en él y les dijo:
Desde ahora os acogeré siempre.
Mientras, el espantapájaros se había convertido en cenizas y el humo llegaba hasta el sol transformándose en el más brillante de sus rayos.

Este cuento es muy bonito y positivo para trabajar en la Educación en Valores. Curso ,tras curso escolar, se lo contaba a los niños y niñas que han ido pasando por mi clase, durante 37 años.

Recuerdo sus caritas inocentes, el silencio,la atención , la emoción, la magia, la fantasía y el disfrute durante esos minutos.Luego las preguntas que me hacían sobre la historia.Y.. así iban descubriendo los valores: amistad,solidaridad, amabilidad, generosidad, respeto.etc.

¡Tiempos felices y de los que guardo excelentes recuerdos!

Espantapajaros-08Espantapajaros-10Espantapajaros-09Espantapajaros-08